Gritando de placer

En una tarde como cualquier otra una chica se encuentra en su computadora en varios chats de porno, en los cuales puede conocer a un chico con la polla suficientemente grande para poder follar duro y rico esa misma tarde con ellos.

Es por ello que así es como conoce al tío, quien llega a su casa en un par de horas, al llegar se besan apasionadamente hasta que la tía se pone en cuatro para que la reviente, el chico gime de placer, mientras ella grita de lo rico que siente.

(10)

 

Reply