Me enamoré de una kinesiologa en Perú

Hace un tiempo que fui a darme un masaje necesitaba relajarme. Pero al poco tiempo de entrar en la habitación donde me iban a dar el masaje me di cuenta de que esta chica no era una masajista sin mas. Sino que se trataba de una kinesiologa. Una de esas chicas que se dedican a dar masajes pero que no solo te dan masajes si no que también follan contigo. Yo había leído sobre ellas ellas en https://chicasa1.com/cuerpo/chibolitas/ pero nunca me había topado con una. Cuando vi la realidad de lo que me esperaba no pude caber más en mi gozo, me iba a relajar pero bien. La chica muy amablemente empezó con el masaje por mi espalda, lo hacía verdaderamente bien. Bajó por mi piernas y mi relajación era más que notable. Para cuando me dijo que me diera la vuelta yo ya estaba sumamente relajado. Entonces fue cuando ella para masajearme el pecho se subió encima de mi cintura a horcajadas. Y empezó a masajear el pecho y con su coño me iba masajeando la polla. He de decir que en este punto ella ya me había quitado la toalla y ella estaba desnuda al 100%.

Cuando sentí que su coño rozaba con mi polla y me estaba masajeando la polla también, ésta dio una sacudida. Enseguida empezó a cobrar vida y querer meterse en el coño de ella. Ella como buena kinesiologa que es se dio cuenta enseguida y se la metió sin pensarlo dos veces. No puedo dejar de pensar en ese coño prieto con muchas ganas de polla. Pero no solo su coño tenía ganas de polla, sino que también su culo quería de mi polla. Así que no me lo pensé mucho y se la metí enterita en ese pequeño culo que pedía polla a gritos. Para cuando mi sesión con ella terminó no podía sacarme de la cabeza a esta chica y sabía que quería más y más. Es por ello que entré en www.chicasa1.com y reservé todas las horas disponibles con ella. Quería todo de ella y que nadie más la tocara. Me había enamorado de ella

(183)

 

Reply